Selva Negra – Valerie Mrejen (Periférica, 2015)

IMG_8756[1]

 

¿Valerie Mrejen? No la conocía. Nació en Paris en 1969 dice la solapa. Me cayó simpático el dato. Nacer en París un año después del Mayo Francés ¿Habrá sido concebida durante la batalla de las balas y los slogans? No me fijé si nació en enero como para confirmarlo. La foto, casi carnet, muestra una mujer juvenil de pelo corto, ojos intensos y boca de labio superior fino, acartonado.

Fin del lombrosismo.

Las 83 páginas de Selva Negra son un catálogo de muertes enunciadas por un narrador distante, en zoom out. Algunas ocurren en un párrafo, otras se desarrollan en un par de páginas. Escribir sobre la muerte es una zona de riesgo para cualquiera, la gracia acá es que Valerie tiene la inteligencia de escribir sobre las interrupciones.

Selva Negra, entonces, es una cámara gesell que ve cómo la muerte es la interrupción más eficaz de la vida como inercia. Al riesgo de que la repetición anestesie, Valerie le contrapone momentos de una primera persona que cambia el rumbo y vuelve a atrapar.

 

“…se ha instalado esa descarozanada sensación de que las cosas se agotan demasiado aprisa, se estropean en el momento más oportuno (pero ¿podría ser de otra manera?)”

Selva Negra es una de esas lecturas que resuenan en los recorridos propios. Imposible no pensar en las muertes cercanas. “Cuando un amigo se va, queda un espacio vacío que no lo puede llenar la llegada de otro amigo” cantaba Alberto Cortez, el Serrat del ascenso, en la época de oro de la generación de mis padres. Una canción bastante chota, no vamos a andar con rodeos. Se ha cantado a la castración de maneras mas inteligentes (vuelvo a usar “inteligente” en esta reseña, he ahí mi sesgo). El freno abrupto de la muerte hace que uno fantasee con lo que se podría haber sido en una continuidad. Siempre se exagera para el lado bueno, como una vida de fotos de facebook (“hubieramos seguido profundizando una amistad”) en vez de lo posible (“en unos años ya nos saludaríamso soslo para los cumpleaños”). Con los artistas es más fácil: ¿Qué hubiera hecho Marc Bolan en los ochentas? La muerte real le evitó la muerte simbólica en manos de los sacos blancos arremagandos, el botox y el transplante pelo por pelo.

Sobre esto, en Selva Negra, un personaje imagina un paseo por la ciudad con su madre muerta. Un paseo banal, no metafísico; una caminata aburrida mirando cómo cambió la ciudad, que termina con la separación: una se va para el centro, la otra para el cementerio.

 

 

La irreversibilidad. Ésa es la virtud de la muerte como interrupción. No salta un “¿Está seguro que quiere enviar su vida a la papelera de reciclaje?”. Se formatea de una y a otra cosa. El tema, que es también tema de esta novela fragmentada, es que lo que se instala sobre ese formateo puede ser bastante parecido a lo que estaba antes. Vidas que se superponen, entre ideales y frustraciones, contextos culturales y biológicos intercambiables.

“El cálculo que habíamos hecho para saber la edad que tendríamos [al momento del fin del siglo XX] resultó exacto en lo que concierne, y a partir de ese momento los lemas y etiquetas asociados al número 2000 envejecieron de repente, como si la aguja magnética encargada de indicar tendencias en nombres comerciales hubiera girado ciento ochenta grados, señalando a partir de entonces al pasado.”

La forma de luchar contra la interrupción de la muerte es vivir en loop, abandonar la idea de progreso, para que lo que se pierda al momento del final, sea algo que ya se sabía de antemano, algo que ya ha sido vivido. O sea, no perder nada. Que en verda es : tener la ilusión, autoengañarse, de no perder nada. Una forma de derrota cultural de Tanatos pero también, y mucho antes, del mejor momento de la humanidad, aquel tiempo en que se vivía en un frenesí de iluminación y progreso, de riesgo gozoso hacia la conquista de lo desconocido.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s