On Boxing – Joyce Carol Oates (1987)

Escrito a finales los 80s, en los albores de la carrera de Tyson, On Boxing (Del Boxeo para la edición en español del 2012, con el ocaso de Tyson consumado hace rato), es un libro chiquito de evocaciones/ensayo sobre ese deporte.

La sensación es como si fuera una recolección de posteos en de un blog que se armó JCO para homenajear el recuerdo de su padre. La pasión es bastante fría, el análisis bastante plano y la información mal recortada.

No es culpa de JCO. Es un libro para ser leído en el 87 y no en la era de You Tube, Wikipedia y la naturalización de la autorreferencia como discurso. Es como leer una revista de rock de esa época: todo está escrito en un estilo medio inocente. Los estudios culturales todavía no habían puesto en amenaza de extinción la opinión, y la opinión de JCO se deriva de tres puntos:

  1. Mi papá me llevaba a ver peleas. Aprendí a oler lo masculino, lo primitivo pero también la técnica.
  2. El boxeo es como la vida.
  3. Mi vida no es como el boxeo.

La metáfora de la vida se nombra no irónicamente cada cinco páginas. Les mandé un mail de chiste interno a los coautores de Pequeños Gigantes, un libro con historias de fútbol que hicimos hace unos años, en donde la metáfora de la vida fue uno de los chistes preferidos. [“En el fútbol, que es como la vida (que es como el fútbol), hay temas tabú” – comenzaba el capítulo ATLANTINOS, el equipo perdido, que habla de cuando Argentinos Jr y Atlanta se fusionaron en 1934]. JCO va y viene con eso: que el boxeo es como la vida, que es la vida directamente o que la vida es como el boxeo pero el boxeo es como el boxeo.

Habla de la lucha racial pero también de cómo movía los pies Alí. El contexto del libro es la era de Ray Sugar Leonard, T. Hearns y Duran. La evocación preferida es a Alí y Frazier. Se lamenta de los cambios en las reglas que hacen que cada vez se vea menos sangre (decadencia de lo épico) y, sin nombrarlo, habla del SIDA, de Reagan y de la vida, que es como el boxeo.

Viéndolo con buenos ojos, es una especie de curaduría de la historia deportiva y cultural del boxeo norteamericano. Uno se anota el nombre de un libro que no va a leer nunca o de un combate que va a saltear en youtube.

Los pocos minutos de la pelea de Firpo vs Dempsey es impactante. Hay dos tipos pegándose. No hay un millonario muerto de marketing haciendo tres minutos de gilada coreográfica para el pay per view. Se caen todo el tiempo. Se levantan y siguen. Se tiran del ring. Suben y siguen. El árbitro le cuenta al lado y después del 8 viene otra piña, porque el rival no está en el rincón opuesto.

Me acordé de un buen pasaje. El capítulo donde desarrolla el tiempo en el boxeo. Cómo el knock out es quedarse afuera del tiempo y cómo seguir en el tiempo es lo que más necesita un boxeador en el ring.

No hay una línea sobre Monzón, ni sobre Locche, ni P. Perez. Menos sobre Coggi. Al único argentino que nombra es a Firpo, para hablar bien de Dempsey. No dice nada de cómo El Toro Salvaje de las Pampas lo tiró del ring. Tampoco nombra a Ringo, porque no deja de ser una yanqui que mira el ombligo de su padre, como quien mira un aleph de cabotaje. Chicken, chicken.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s